AEF-PC

Credulidad
culo

Credulidad

En el mundo de las terapias alternativas y complementarias todas se aceptan entre sí de manera acrítica. Tal vez por miedo a incomodarse unas a otras y empiecen a señalarse, aceptan a las demás mientras no se metan con las suyas. Este es el acuerdo tácito al que han llegado uniéndose para ser más fuertes. Unidos por la credulidad.

Credulidad

La aceptación acrítica de teorías pseudocientíficas no puede describirse de otra manera más que como un acto de credulidad. Eso es lo que quiso exponer el profesor de medicina Jonh C. McLachlan en su artículo publicado en 2010 en la BMJ bajo el título: “Integrative medicine and the point of credulity”. En este breve texto que reseñamos hoy, McLachlan denuncia la ausencia de pensamiento crítico a la hora de analizar el valor científico por parte de los defensores de las pseudociencias.

El 1 de junio de 2010 el profesor McLachlan envió una solicitud para participar en algo llamado “La Conferencia de Jerusalén sobre Medicina Integrativa”:

Escribo para preguntar si les interesaría una presentación sobre mi trabajo reciente sobre medicina integrativa. Soy un embriólogo con un extenso registro de publicaciones en revistas que incluyen Nature and the Proceedings of the Royal Society, y he escrito un galardonado libro de texto sobre embriología médica. Recientemente, como resultado de mis estudios de desarrollo sobre embriones humanos, descubrí una nueva versión de reflexología, que identifica un homúnculo representado en el cuerpo humano, en el área de las nalgas. El homúnculo está invertido, de modo que la cabeza está representada en la posición inferior, la nalga izquierda corresponde al lado derecho del cuerpo y la cara lateral está representada en la parte medial. Al igual que con la reflexología, el mapa responde a la punción con agujas, como en la acupuntura, y a la succión con ventosas como en el cupping. En mis estudios, las respuestas son más fuertes y de mayor valor terapéutico que los de la reflexología auricular o convencional. En algunos casos, el mapa se puede usar también con fines diagnósticos.

-

Los organizadores respondieron el mismo día aceptando con sumo gusto la comunicación en dicha Conferencia. McLachlan rechazó finalmente la invitación pero su historia recuerda a la del artículo de Alan Sokal, que en 1996 publicó en  Social Text parodiando la aceptación acrítica de jerga incomprensible mezclando física cuántica con filosofía posmoderna y que más tarde acabó contando en su libro “Imposturas Intelectuales”.

No existe una representación corporal en la planta de los pies (reflexología podal), ni en las palmas de las manos (reflexología palmar), ni tampoco en la cara (reflexología facial), ni en ninguna de sus partes como en las orejas (auriculoterapia), en la lengua (diagnóstico de MTCh) o en el iris (iridiología). El único sitio donde existe una representación corporal es en el cerebro, y se llama Homúnculo de Penfield, pero si alguien te sugiere que el Homúnculo de Penfield está en el culo está ubicando mal el órgano de pensar…

Referencia:

McLachlan, John C. (2010). Integrative medicine and the point of credulity. British Medical Journal. 341: c6979.

Deja un comentario